Faltan...

días
0
-41
-4
horas
-1
-1
minutos
-3
0
segundos
-3
-3

... para el 500 aniversario de la Reforma.

Facebook

11 months ago

Feliz año nuevo para todos!

1 year ago
Sociedad Bíblica Argentina

No olviden que este domingo la TV Pública muestra un programa especial!

Domingo 26 de noviembre de 15 a 17 hs, programa sobre la Reforma y la iglesia evangélica en la ... See more

1 year ago

El domingo que viene a partir de las 15 hs, la TV pública mostrará un programa especial sobre la ... See more

1 year ago

En CABA se organiza una Muestra de la Reforma, y todos pueden visitarla!

« 1 of 20 »

Erasmo de Róterdam

Compartir:

Erasmo de Róterdam

Nac.: Octubre 28, 1466

Deceso: Julio 12, 1536

Erasmo, erudito de la Ilustración eclipsado por Lutero y la Reforma

“Tan cambiante como un camaleón” figura en un libro de refranes del humanista Desiderio Erasmo. Aquí Erasmo explica que el refrán era usado por los antiguos para describir a alguien que es inconstante y cambia para adaptarse a su audiencia. Sorpresivamente, entonces, en su introducción al Nuevo Testamento, él usa la palabra “camaleón” para describir al apóstol Pablo, quien era “todas las cosas para todos los hombres.” Aquí Erasmo presenta la versatilidad como una virtud para ser imitada, e imitarla fue lo que hizo.

En su andanada inicial en contra de Martín Lutero, su Diatriba sobre el Libre Albedrío, Erasmo elevó la versatilidad a una virtud teológica. En su réplica, La Voluntad Esclava, Lutero consideró a la inconstancia teológica como un vicio detestable. Incluso en su vejez, Lutero consideraría este trabajo uno de sus mayores logros. Para Erasmo, el verdadero cristianismo consistía en una filosofía ética de Cristo: seguir a Cristo ajustándose a su comportamiento, mostrando amor y manteniendo la paz. Como tal, Erasmo presenta el libre albedrío como algo insignificante e incierto. Para Lutero, el divague teológico de Erasmo era nada menos que un sacrilegio. Donde las Sagradas Escrituras han hablado claramente, el teólogo debe hacer afirmaciones. El teólogo debe afirmar, junto con el Espíritu Santo, que la voluntad del hombre está ligada al pecado y no hay nada que él pueda contribuir para su salvación, que es salvo por la gracia de Dios solamente en la persona y obra de Cristo Jesús.

Erasmo

Erasmo

Al principio del curso de la Reforma, un número de jóvenes humanistas tales como Martin Bucero fueron atraídos a la Reforma y vieron en Lutero a otro Erasmo. Ambos incluso se habían expresado admiración mutua. Como Erasmo, Lutero había criticado las indulgencias, el monasticismo y otros abusos en la iglesia, y defendió un retorno a las fuentes originales. Para Lutero, esto significó un regreso a la Biblia. En realidad, Lutero basó su traducción alemana del Nuevo Testamento en la versión crítica del Nuevo Testamento griego de Erasmo. Pero mientras Lutero era un hombre de vocación, destinado a su llamado de servir como un doctor de la iglesia y quien tomó seriamente su tarea de enseñar la Palabra de Dios, Erasmo, liberado de sus votos monásticos por una dispensa del papa, vivió una vida efímera que reflejaba sus valores de libertad académica e independencia.

Siendo un hijo ilegítimo, Erasmo de Róterdam fue educado en varias escuelas parroquiales en los Países Bajos y forzado por la pobreza al monasticismo. Un puesto como secretario del arzobispo de Cambrai le permitió estudiar en la Universidad de Paris. A partir de ahí, enseñó en Cambridge, Inglaterra, entre otros lugares; obtuvo un doctorado en Turín y trabajó para una editorial en Basilea. Para preservar esta libertad, Erasmo, presionado por el papa para atacar a Lutero, lo hizo.

La influencia de Erasmo durante su propia vida comenzó a desvanecerse mientras Lutero se hacía más popular. Hoy en día es más conocido por su sátira humorística, especialmente su Elogio de la Locura. Además, él fue un héroe para muchos filósofos durante la Ilustración, y su versión de un cristianismo orientado éticamente, tolerante y doctrinalmente ambiguo ha ganado terreno. El legado de Erasmo continúa presentando una alternativa que es atractiva para nuestra naturaleza pecadora, un legado que eleva la libertad humana y que despoja a Cristo de su gloria.

Traducción: Elizabeth Kling, Buenos Aires, Argentina.