Faltan...

días
0
-41
-4
horas
-1
-1
minutos
0
-6
segundos
-2
-6

... para el 500 aniversario de la Reforma.

Facebook

11 months ago

Feliz año nuevo para todos!

1 year ago
Sociedad Bíblica Argentina

No olviden que este domingo la TV Pública muestra un programa especial!

Domingo 26 de noviembre de 15 a 17 hs, programa sobre la Reforma y la iglesia evangélica en la ... See more

1 year ago

El domingo que viene a partir de las 15 hs, la TV pública mostrará un programa especial sobre la ... See more

1 year ago

En CABA se organiza una Muestra de la Reforma, y todos pueden visitarla!

« 1 of 20 »

Iglesia Evangélica Luterana de Brasil

Compartir:

La Iglesia Luterana de Brasil (IELB) surge ante la necesidad espiritual de varios luteranos traídos por la inmigración a Brasil, especialmente desde Alemania y los Países Bajos. Los mismos estaban ubicados principalmente en el sur del país, pero no lograban practicar su fe libremente ni expandirse, debido a la falta de líderes. Es por eso que luego de varios años se generan muchas desviaciones doctrinales, por lo que a fines del siglo XIX el pastor Johann Brutschin escribe una carta al Sínodo de Missouri (EEUU), pidiendo una revisión y el envío de pastores misioneros.

A pesar de que la mayoría de los miembros estaban a favor de enviar a misioneros a Brasil, algunas personas se oponían a dicha acción, especialmente el pastor Heinrich Schwan, quien era el presidente del Sínodo en ese momento. Él tenía esta posición porque había trabajado como profesor en una colonia llamada Leopoldina, ubicada en el sur Bahía, entre los años 1844 y 1850. Su experiencia había sido negativa, debido al estilo de vida y la poca escolaridad de los habitantes.

Cristian Broders, primer pastor de la IELB

Cristian Broders, primer pastor de la IELB

De todas maneras, se decide comenzar el trabajo misional. Es así que llega a Brasil el pastor Christian Broders para llevar a cabo un sondeo. En un principio, Broders es recibido por Brutschin en la congregación de Novo Hamburgo, Río Grande do Sul. Pero allí vive grandes decepciones porque los habitantes mostraban indiferencia a su labor. Pero afortunadamente, al trasladarse al estado sureño de Pelotas, logra recibir una gran acogida, que resultó con la fundación de la primera congregación, la que se denominó “Iglesia Evangélica Luterana St. John”, de la Colonia San Pedro. Era un grupo de 17 familias, todas de origen ruso-alemán.

Luego de unos años, Broders regresa al Sínodo de Missouri y muere el 27 de noviembre de 1932. En su lugar, es enviado el pastor Wilhelm Mahler, quien permanece allí hasta el año 1914. En 1901, se fundan tres congregaciones, todas ellas en Río Grande do Sul. Al poco tiempo, las congregaciones se van expandiendo, hasta llegar a la capital de Porto Alegre.

Finalmente la IELB como tal, nace el 24 de junio de 1904, en la ciudad de San Pedro, en una reunión que contó con la presencia de catorce pastores, un profesor y diez laicos, en representación de diez comunidades luteranas, que en conjunto eran cerca de tres mil miembros. Su primer presidente fue el propio Mahler, quien mantiene ese rol entre 1904 y 1910.

Durante los primeros años del siglo XX, la Iglesia Luterana llega a tener quince pastores misioneros del Sínodo de Missouri, pero nace la necesidad de poder formar pastores locales. Durante una conferencia pastoral, entre el 20 y 23 de abril de 1903, en Bom Jesus, en São Lourenço do Sul, se decide iniciar el trabajo de un “Instituto para la formación de pastores y maestros”, más adelante denominado “Seminario Concordia.” En un primer momento, sólo había un maestro, el pastor de la congregación local, John Hartmeister y cinco estudiantes.

Primer edificio del Seminario de la IELB

Primer edificio del Seminario de la IELB

En 1907, el Seminario se muda a Porto Alegre, ya con diez alumnos y dos profesores, funcionando en casas

alquiladas, hasta 1912, cuando consigue su propio edificio. En 1984 se traslada a Sao Leopoldo, dejando su edificio de Porto Alegre al centro administrativo de la IELB. En 1983 se abre un segundo seminario, la Escuela Superior de Teología de San Pablo, que trabajó en la formación de pastores, hasta su unificación con el Seminario Concordia de Sao Leopoldo, en 2003.

 

Seminario Concordia de la Iglesia Evangélica Luterana de Brasil

Seminario Concordia de la Iglesia Evangélica Luterana de Brasil

En los primeros años de la Iglesia en Brasil los cultos se llevaban a cabo en alemán. Hasta que durante la Primera Guerra Mundial, Brasil rompe relaciones diplomáticas con Alemania. Como resultado, el uso de la lengua alemana quedaba prohibido en iglesias y escuelas. Debido a que no todos los pastores y miembros hablaban portugués, varias iglesias son cerradas. Pero fue gracias a esta prohibición que muchos pastores comienzan a traducir himnos, oraciones y liturgias. Cuando la Primera Guerra llega a su fin, se vuelve a utilizar el idioma alemán, pero durante la Segunda, nuevamente es prohibido. En 1941, se decreta que todo sermón debe ser predicado en portugués.

La IELB siempre le dio un lugar central a la educación. Hubo un tiempo en el que tenían el lema nacional “al lado de cada iglesia, una escuela”. Algunas de estas escuelas no sólo sobrevivieron a lo largo de los años, sino que también se convirtieron en escuelas secundarias e incluso universidades. En un principio, el objetivo era ofrecer a los niños de la congregación una educación secular sin el riesgo de contenidos contrarios a la Palabra de Dios. Pero a partir de los años 70 se expanden esos objetivos al trabajo de evangelización. Es así que el lema cambia por el de “al lado de cada escuela o institución social, una iglesia”.

Una institución educativa reconocida a nivel nacional es la Universidad Luterana de Brasil (ULBRA). Es una universidad privada ubicada en Canoas, Rio Grande do Sul. Tiene varias carreras de grado y postgrado, así como también un canal de televisión (Ulbra TV), de radio (Radio Pop Rock). Actualmente es considerada por el Ministerio de Educación como la sexta mejor universidad privada del país. Y en el modo de educación a distancia, la Universidad ocupa el primer lugar en la calidad de enseñanza.

Capilla de la Universidad Luterana de Brasil

Capilla de la Universidad Luterana de Brasil

Otra área de trabajo de gran énfasis de la IELB, fue y es, la comunicación. En el campo de la literatura, desde el principio, se dedicaron a producir material para sus miembros. Además de libros, se publicaban también revistas, como “Kirchenblatt” (1903) y “El Mensajero
Luterano” (1917). En abril de 1923 se fundó la Editorial Concordia, que actualmente produce aproximadamente 40 títulos al año.

El primer mensaje transmitido por radio de la IELB tuvo lugar el 26 de mayo de 1929, el Club de Radio de Río de Janeiro, por el Pastor Rodolfo Hasse. Actualmente hay docenas de programas patrocinados por congregaciones y Cristo para todas las Naciones (CPTLN), fundada en 1947 bajo el nombre de la “Hora Luterana”. Estos abrieron un nuevo camino para las actividades misionales de la IELB, dando impulso a la expansión a diferentes regiones del país, especialmente en regiones de poca presencia luterana. En la televisión la IELB tuvo su apogeo en los años 80, cuando es sostenido por casi una docena de programas (como “La Esperanza”, “La Voz de la Cruz”, “El Tiempo” y “La Fe y la Esperanza”).

El final de los años 90 marcó el inicio del uso de Internet. Editorial Concordia lanzó su sitio web con tienda en línea (www.editoraconcordia.com.br). El sitio oficial IELB (www.ielb.org.br) se lanzó en 2001. Hoy en día cientos de jóvenes, ligas, congregaciones, escuelas y organizaciones de la iglesia están presentes en las redes.

La Iglesia Evangélica Luterana de Brasil cuenta actualmente con 243,093 miembros, servidos por 620

Oficinas centrales de la IELB

Oficinas centrales de la IELB

pastores en 533 parroquias, con 1.496 comunidades y 582 puntos de misión, distribuidos en 57 distritos. Además hay 242 pastores que trabajan en otras funciones (capellanías, profesores de teología y cultura religiosa) y 38 pastores que sirven en otros países. Trabajan en diferentes áreas, pero siempre con los mismos objetivos: Misión; Educación; Comunicación; Educación teológica; Acción social y Administración. Cada área tiene sus proyectos y prioridades, pero con el fin principal de lograr expandir la obra de Dios.

La situación a nivel país, está plagado de un gran sincretismo religioso. Las religiones neopentecostales crecen en gran número, y conllevan a una creciente incredulidad, apatía hacia la religión, ateísmo y confusión con las iglesias orientales. Por eso, el mayor desafío que tienen como iglesia es mantener la unidad confesional, teniendo la cantidad suficiente de ministros para enfrentar los desafíos, encontrando los recursos financieros para satisfacer las necesidades.

Egon Kopereck, presidente de IELB

Egon Kopereck, presidente de IELB

Al consultarles a nuestros hermanos de IELB por los motivos para tenerlos presente en nuestras oraciones, nos contestaron por “que Dios los bendiga y proteja de los enemigos de la Iglesia, para así poder satisfacer los grandes retos que hay por delante en Brasil y más allá de las fronteras del país, proclamando y anunciando su nombre a todas las naciones y pueblos”.
Samanta Pfaffenzeller
Se agradece la colaboración del Rev. Egon Kopereck (presidente
de IELB) y de Leandro Hübner (profesor del Seminario Concordia)

Imprimir este artículo Imprimir este artículo